franciscoelias.jpg
Francisco Elías
Francisco Elías Riquelme
, productor y director pionero de cine, registró sus películas como Francisco Elías. Nació en Huelva en 1890 y murió en Barcelona en 1977 a los 86 años de edad.
Fue un pionero importante del cine español. En 1929 dirigió la primera película sonora producida en España con el título de “El misterio de la Puerta del Sol.”
Familia
Inicios artísticos
Siendo muy joven se fue a París y empezó a trabajar como redactor e impresor de intertítulos de películas mudas.

Estancia en Estados Unidos
Durante la I Guerra Mundial en 1915 viajó a Estados Unidos, acompañado por sus hermanos y se establecieron en Nueva York. Estableció amistad con Lee de Forest, que algunos años más tarde inventaría el tríodo y haría posible el cine sonoro.Su enorme admiración por David W. Griffith le llevaron a enrolarse en su equipo. Así, colaboró en dos de sus largometrajes: “A través de la tormenta” (1920) y “Las dos huerfanitas” (1921). En Estados Unidos creó la empresa Elías Press Inc que diseñaba los subtítulos para las películas dedicadas al mercado de lengua española.
Regreso a España

Con el fin del cine mudo tuvo que liquidar su empresa y decidió regresar a España, para debutar como realizador en 1928 con la película muda “El fabricante de suicidios”
En 1929 filmó “El misterio de la Puerta del Sol”, considerada la primera película sonora realizada en España. Pero sus películas no fueron taquilleras y empobrecido se vio obligado de nuevo a regresar a París, donde rodó tres películas para productoras francesas.

Cine sonoro
Maria_de_la_O-194367987-large.jpg
Regresó de nuevo a Barcelona y participó en la creación de los estudios Orphea de Barcelona, que fueron los primeros equipados para el rodaje de películas sonoras que se construyeron en España.
En ese periodo dirigió películas como Pax (1932), Rataplán (1935) y en 1936, dirigió la que sería una de sus películas más conocidas, María de la O interpretada por Pastora Imperio y Carmen Amaya.
Su audacia y su modernidad quedaron reflejadas en el hecho de que filmaba en exteriores naturales y con sonido directo. Estos años previos al estallido de la Guerra Civil fue su época más fértil.

Guerra Civil

Durante la guerra civil española fue el encargado de la cinematografía en la Generalitat de Cataluña rodó “Bohemios” (1937), sobre la zarzuela de Perrín Palacios y Amadeo Vives y ¡No quiero!, ¡No quiero! (1938), adaptación de la comedia de Jacinto Benavente.

Exilio

Tras el fin de la guerra civil se exilió en México, donde produjo ocho largometrajes que le dieron popularidad y vivió una segunda juventud.

Regreso a España

Pero su voluntad de triunfar en España le hicieron regresar en 1953. Para su desgracia, aquí sólo cosechó indiferencia y rechazo, porque fue considerado por el gobierno de la dictadura franquista persona non grata, y tuvo que recluirse en su casa de Barcelona y malvivir como traductor.
Tan sólo en 1976, un año antes de su muerte, recibió un merecido homenaje en Barcelona, que si bien no le sacó de la miseria, al menos le compensó en parte por los treinta años de ostracismo a los que fue sometido durante la dictadura.
Reconocimientos honoríficos

En 1994 fue homenajeado en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Volver a la página de inicio
Fuentes
Francisco Elías. José Ignacio Pernas cvc.cervantes.es
Extracto de la película “María de la O

Editor: Feliciano Robles Blanco

,