angulo.jpg
Diego Angulo Íñiguez
Diego Angulo Íñiguez
, Doctor, catedrático, académico e historiador de arte. Nació en Valverde del Camino (Huelva) en 1901 y murió en Sevilla en 1986 a los 85 años de edad.
Diego Angulo, aplicó una metodología de inspiración formalista al análisis artístico, dejó una profunda huella en su especialidad sobre el conocimiento de la pintura española renacentista y barroca. Ocupó en 1968 la dirección del Museo del Prado.
Familia

Era hijo del notario sevillano Angulo Laguna, al que Ramón Carande le dedicó una de sus semblanzas biográficas en su “Galería de raros”. Se casó con Pilar Romero Galé. No se le conoce descendencia.

Formación
Desde niño vivió en Sevilla, donde comenzó la carrera de Derecho, pero la abandonó y se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla.Pasó un tiempo en Berlín para la ampliación de sus estudios y allí se interesó por las artes decorativas.Regresó a Madrid y en 1923 obtuvo el Doctorado con una tesis sobre La platería sevillana.Su curiosidad y su afán de aprender le hicieron visitar todos los museos que pudo e interesarse igualmente por los primitivos flamencos y su huella en España.
Docencia
Se incorporó como profesor en 1925 de la Universidad de Granada y ello le supuso descubrir una vocación y unas condiciones para la enseñanza que ya le ocuparon el resto de su vida.La creación de una cátedra de Arte Hispano Colonial en Sevilla con ocasión de la Exposición Iberoamericana de 1929, hizo que se encargara al profesor Angulo de ella, en Sevilla desarrolló una importante labor organizativa y editorial.Estos años previos a la Guerra Civil fueron también de intensa actividad viajera, Francia, Bélgica, Holanda, Suecia, Italia, Marruecos, México y Estados Unidos.
Guerra Civil
La Guerra Civil supuso un paréntesis en su actividad docente, pero no en su preocupación por el patrimonio artístico español, pues estuvo muchos meses colaborando en el Servicio de Recuperación de la Junta del Tesoro Artístico del Gobierno republicano.Tras la guerra, sufrió la «depuración» como catedrático, y tuvo que opositar de nuevo en 1942 para ganar la cátedra de Historia del Arte Moderno y Contemporáneo de la Universidad Central, que será ya la definitiva hasta su jubilación y en la que dejará honda huella y muchísimos discípulos, preocupados por formar especialistas sobre la ­orfebrería, la pintura barroca italiana, los primitivos flamencos, la pintura francesa y la barroca flamenca.
Publicacionesmurillo_diegoangulo_sevilla.jpg
Tiene editada una vasta producción bibliográfica, especializada preferentemente en el arte barroco español e hispanoamericano. En este enlace están relacionadas sus publicaciones más importantes.Su estancia en México en 1934 fue fecundo en trabajos, obteniendo miles de fotografías y comprando multitud de libros que enriquecieron el Laboratorio de Arte de la Universidad de Sevilla y le permitieron, años más tarde, crear una de sus mejores obras: La Historia del Arte Hispanoamericano en colaboración con otros profesores.Su último trabajo, Murillo, su vida, su obra, su arte, publicado en 1979, fue premio Elie Faure del Institut de Picturologie de París en 1982 y es una herramienta imprescindible para conocer su pintura y ejemplo metodológico para las siguientes generaciones de Historiadores del Arte.
Museo del Prado
A su regreso a España, en 1922, tuvo la oportunidad de incorporarse al Museo del Prado como miembro de la "Comisión Catalogadora". Se inició entonces su labor al servicio del Museo, que continuará a lo largo de toda su vida, a través de distintos puestos.Tras casi 30 años como miembro del Patronato del Museo del Prado, en 1968 fue nombrado director y estuvo en ese cargo hasta 1971 en que dimitió.Durante su etapa de director se adquirieron obras importantes como el Retrato ecuestre del duque de Lerma, de ­Rubens, La Gloria, de Mattia Preti, el Bodegón, de Hiepes, o el Retrato, de Jan Mostaert. Entre los donativos destacan los dos Floreros, de Arellano, de la condesa de los Moriles, la tabla de San Cristóbal de José Luis Várez Fisa, y los Desposorios, de Morazzone y otros varios.
Iniciativas
En 1925, creó la revista Archivo Español del Arte, en la que Angulo publicó sus primeros artículos de investigación.En Sevilla fue director del Laboratorio de Arte, organismo desde el que llevó a cabo una importante y decisiva labor en pro de la historiografía artística en España.En 1949 se convirtió en el director de la revista Archivo Español del Arte, cargo que ocupó hasta su jubilación en 1972.A partir de 1953, también desarrollará en Madrid una interesante labor investigadora, y de promoción de la investigación, como director del Instituto Diego Velázquez del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.
Divulgación
Reconocido a nivel internacional, dio numerosas conferencias en diversas universidades de Europa, Estados Unidos y Canadá. Fruto de su labor investigadora son los numerosos trabajos publicados en revistas especializadas españolas y extranjeras, y sus trabajos monográficos.
Academias
En 1942 ingresó como miembro en la Real Academia de la Historia. En 1976 fue elegido director de la Real Academia de la Historia.En 1954 ingresó en la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Esta biografía se ha realizado a partir de las consultas realizadas a numerosas reseñas biográficas que hay de este personaje en Internet.
Editor: Feliciano Robles Blanco